La CASA BLANCAPresidente Donald J. Trump

Forma para búsquedas

La Casa Blanca
Oficina del Secretario de Prensa
Para Publicación Inmediata

Declaración del Presidente Donald J. Trump sobre el Paso de la Ley de Kate y el Acta de Ningún Santuario para Delincuentes en la Cámara de Representantes

Durante mi campaña, conocí a muchas familias afligidas por el mismo motivo: los legisladores deben poner la seguridad de las familias estadounidenses en primer lugar. Hoy, aplaudo a la Cámara por haber aprobado dos medidas cruciales para salvar y proteger la vida de los estadounidenses. Estos fueron los proyectos de ley en los que hice campaña y que son vitales para nuestra seguridad pública y seguridad nacional. El primer proyecto de ley, la Ley de Kate, aumenta las penas criminales para los inmigrantes ilegales que repetidamente reingresan al país ilegalmente. El proyecto lleva el nombre de Kate Steinle, quien fue asesinada por un inmigrante ilegal que había sido deportado cinco veces. Cada año, innumerables estadounidenses son víctimas, agredidos y asesinados por inmigrantes ilegales que han sido deportados varias veces. Es hora de que estas tragedias terminen.

El segundo proyecto de ley, la Ley de No Santuario para Delincuentes, restringe el dinero de los contribuyentes para subvenciones a las ciudades que impiden que su policía entregue peligrosos delincuentes extranjeros a las autoridades federales. Las ciudades santuario están liberando delicuentes violentos, incluidos miembros de la pandilla sanguinaria MS-13, de vuelta a nuestras calles cada día. Los norteamericanos inocentes están sufriendo violencia impensable como resultado de las acciones imprudentes de estas ciudades. El proyecto de ley de la Cámara también incluye lo que se conoce como la Ley de Grant y la Ley de Sarah. Estas disposiciones, que impiden la liberación de delincuentes peligrosos en espera de procedimientos de expulsión, son nombrados por dos estadounidenses asesinados con cuyos padres pasé tiempo durante la campaña.

La implementación de estas políticas hará que nuestras comunidades sean más seguras. Oponerse a estos proyectos de ley, y permitir que los delincuentes peligrosos regresen a nuestras comunidades, nuestras escuelas y los barrios donde juegan nuestros niños, nos pone a todos en riesgo.

Ahora que la Cámara ha actuado, insté al Senado a que acepte estos proyectos de ley, las pase y las envíe a mi escritorio. Estoy invitando a todos los legisladores a votar por estos proyectos de ley para salvar vidas estadounidenses.