La CASA BLANCAPresidente Donald J. Trump

Forma para búsquedas

La Casa Blanca
Oficina del Secretario de Prensa
Para Publicación Inmediata

Comentarios del Presidente Trump en la presentación de la aeronave Boeing 787 Dreamliner

Compañía Boeing
Charleston Norte, Carolina del Sur

1:31 P.M. EST

EL PRESIDENTE: Gracias Dennis. Y tengo que decir, amo a Carolina del Sur. La amo. (Aplausos).

Recuerdo que vinimos -- todos juntos vinimos, y este iba a ser un lugar difícil de ganar, y lo ganamos aplastantemente. Esta fue una buena. (Aplausos). Entonces yo quiero agradecer a la gente de Carolina del Sur y a su gobernador -- tremendo tipo. Él nos apoyó desde el principio. Entonces quiero agradecer al gobernador McMaster por el increíble trabajo. Él está justo aquí en algún lado. Muchas gracias. Has sido fantástico.

Y también tengo que decir, este es un avión hermoso. (Aplausos). Felicidades a los hombres y mujeres que lo construyeron. Qué maravillosa obra de arte. Qué maravilloso trabajo.

Gracias Dennis, por la invitación para estar con ustedes el día de hoy. Saben, en los viejos tiempos, si yo hubiera dado este discurso me hubieran pagado mucho dinero. Ahora lo tengo que hacer sin obtener nada a cambio. (Risas y aplausos). No es un buen trato, pero está bien. Nos encanta.

Es maravilloso estar de vuelta en Carolina del Sur, especialmente con su nuevo gobernador. ¿Dónde está Henry? Está por aquí en algún lado. ¿Dónde está? Párate Henry. Orgulloso de ti. Él nos ayudó muchísimo. (Aplausos).

También quiero agradecer a su anterior gobernadora, Nikki Haley, quien está haciendo un muy buen trabajo para nosotros. (Aplausos). Ella está representando muy bien a América como nuestra embajadora ante las Naciones Unidas. Ella está haciendo un trabajo espectacular. Es muy temprano, pero ella ha sido simplemente genial.

Estamos aquí para celebrar el día de hoy a la manufactura e ingeniería americana. Estamos también aquí el día de hoy para celebrar empleos. Empleos. (Aplausos). Este avión, como ustedes saben, se construyó justo aquí en el gran estado de Carolina del Sur. Nuestra meta como nación debe ser depender menos en las importaciones y más en productos hechos aquí mismo en los E.U.A. (Aplausos).

Es maravilloso pensar que hace poco más de 113 años, aquí cerca, en Carolina del Norte, Orville Wright fue el primer hombre en surcar los aires en un muy pequeño avión. El "Wright Flyer" de 1903 estaba hecho principalmente de madera y tela. Era tan pequeño que el hermano de Orville, Wilbur, no lo pudo acompañar en ese vuelo. Él siempre estuvo muy triste por eso. Ese vuelo duró 12 segundos, pero fue increíble.

El vuelo fue un testamento al espíritu americano. Yo veo ese mismo espíritu a cada rincón del país al que viajo. Yo vi ese espíritu durante toda la campaña. Tenemos la mejor gente de cualquier parte del mundo. Tenemos el más grande espíritu, y simplemente vean lo que está pasando en estos tiempos en nuestro país -- vean lo que está pasando con los empleos. Vean lo que está pasando con las fábricas que regresan a nuestro país. De pronto, están regresando. Y van a estar muy contentas de hacerlo, créanme. (Aplausos). Van a estar muy, muy contentas. (Aplausos).

Como su Presidente, yo voy a hacer todo lo que pueda para liberar el poder del espíritu americano y poner a nuestra grandiosa gente de nuevo a trabajar. (Aplausos). Este es nuestro mantra: Compra americano y contrata americano. (Aplausos).

Queremos productos hechos en América, hechos por manos americanas. Ustedes probablemente vieron el oleoducto Keystone que aprobé recientemente, y el Dakota. Y ya estando casi listo para firmar el proyecto de ley. Dije, ¿dónde están hechos los tubos? Y me dijeron que no eran hechos aquí. Yo dije, está bien -- agrega una pequeña oración que diga que tienen que comprar acero americano. (Aplausos). ¿Y saben qué? Así será. Esa es la manera en la que lo tendrán que hacer.

Vamos a pelear por todos y cada uno de los empleos americanos. Hemos avanzado mucho desde los hermanos Wright y su primer vuelo hace más de un siglo. El avión de ustedes está hecho de fibra de carbono. Tiene lugar para 330 pasajeros. Es 18 pies más largo que la versión anterior del 787. Y este avión puede volar durante medio día antes de tocar tierra. El nombre lo dice todo: Dreamliner. Excelente nombre. Nuestro país se trata de convertir sueños en realidad.

Durante los últimos años, ese no había sido necesariamente el caso, pero vamos a hacer que sea así de nuevo. (Aplausos).

Eso es lo que hacemos en América -- soñamos con cosas, y luego las construimos. Convertimos visión en realidad, y vamos a estar haciendo mucho más de eso, créanme, en los próximos meses y años. (Aplausos).

También quiero dedicar unas palabras a todos los miembros de las fuerzas armadas que nos acompañan el día de hoy en esta multitud de tamaño récord. (Aplausos).

Carolina del Sur tiene una muy, muy orgullosa tradición e historia militar. Saludamos a todas las familias militares de Carolina del Sur, y saludamos a todos los hombres y mujeres que usan el uniforme. (Aplausos).

Vamos a reconstruir totalmente nuestras fuerzas militares -- por cierto, ¿les importa si usamos el F-18 Super Hornet? (Aplausos). O les importa -- ¿Qué piensan ustedes? Bueno -- (vuela un jet por encima) -- pensé que ese era un Super Hornet. (Risas). Estamos pensando seriamente en una gran orden, y veremos como eso -- ustedes saben, el problema es que Dennis es un muy, muy duro negociador. (Risas). Pero creo que podremos llegar a eso.

También estamos trabajando en el proyecto del "Air Force One", el cuál era un proyecto difícil para administraciones previas. Pero parece que estamos cada vez más cerca. (Aplausos).

Y nos vamos a asegurar de que nuestros excelentes miembros del servicio activo tengan las herramientas, equipamiento, entrenamiento y recursos que necesitan para hacer el trabajo. (Aplausos). Como dijo George Washington, estar listos para la guerra es la mejor manera de prevenirla. Y eso es lo que en verdad es: La mejor manera de prevenir la guerra, estar preparados. Paz por medio de la fuerza. Construimos un poder militar tan grande -- y eso haremos -- que nadie se atreverá a desafiarlos. Nadie. (Aplausos).

Nos vamos a asegurar de que nuestros hombres y mujeres en uniforme tengan lo más reciente, los sistemas de tecnología de punta en su arsenal. En este momento no es así. Será de esa manera muy, muy pronto. Créanme. Ustedes serán un jugador muy importante en este esfuerzo.

Boeing ha construido muchas importantes aeronaves -- incluyendo, como dije, el F-18 Super Hornet, el F-15 Strike Eagle, y el helicóptero Apache, sólo por nombrar algunos. (Aplausos).

Y yo estoy siendo muy, muy serio -- el nuevo "Air Force One", ese avión, tan hermoso como se ve, tiene 30 años. ¿Lo pueden creer?, ¿Qué se ve tan bello a los 30? Un avión. (Risas). Yo no sé. ¿Cuál nos gusta más gente? Díganme. (Aplausos).

En cada frente, vamos a trabajar por el pueblo americano. Nada más tiene mayor atención nuestra -- y lo digo con mucha vehemencia -- y nuestro enfoque debe ser muy fuerte, pero mi atención está muy enfocada en los empleos. Y los empleos es la razón principal de que yo esté parado frente a ustedes el día de hoy como su Presidente, y yo nunca, jamás los voy a decepcionar. Créanme. No los voy a decepcionar. (Aplausos).

Yo apoyé mi campaña en la promesa de que haré todo lo que esté en mi poder para traer esos empleos de vuelta a América. Queríamos hacer mucho más fácil -- tiene que ser mucho más fácil fabricar en nuestro país y mucho más difícil irse. Yo no quiero que las empresas se vayan de nuestro país, hagan sus productos, nos lo vendan, sin impuestos, sin nada, despidiendo a todo mundo en nuestro país. No dejaremos que eso suceda más, gente. Créanme. Habrá una penalización cuantiosa a pagar cuando ellos despidan a su gente, se vayan a otro país, fabriquen su producto, y crean que vendrán a venderlo cruzando la que pronto será una muy, muy fuerte frontera. Va a ser muy diferente. Será muy diferente. (Aplausos).

Desde ahora la industria americana regresará rugiendo. Y créanme si nosotros -- no yo, yo soy un mensajero -- si no tuviéramos esta victoria, no estaríamos siquiera hablando de eso. Para alcanzar esa meta, vamos a reducir masivamente las regulaciones aplasta-empleos -- ya comenzamos; ustedes han visto eso -- que mandan nuestros empleos a esos otros países. Vamos a bajar los impuestos a las empresas americanas para que sea más barato y fácil fabricar productos y cosas hermosas como aviones justo aquí en América. (Aplausos).

Vamos a hacer cumplir -- hacer cumplir muy fuertemente nuestras reglas comerciales y detendremos las trampas extranjeras. Tremendas trampas. Queremos productos hechos por nuestros trabajadores, en nuestras fábricas, estampados con nuestras magníficas palabras: Hecho en los E.U.A. (Aplausos).

AUDIENCIA: ¡E-U-A! ¡E-U-A! ¡E-U-A!

EL PRESIDENTE: Desde noviembre, los empleos han comenzado a repuntar. Estamos viendo empresas abrir fábricas en América. Estamos viendo que ellos mantienen los empleos en casa. Ford, General Motors, Fiat-Chrysler -- sólo por nombrar unos muy, muy pocos ejemplos. Ya son muchos más. ellos están manteniendo y trayendo miles de empleos de vuelta al país porque el ambiente de negocios, ellos saben, ya ha cambiado.
 
En Arizona, Intel anunció que abrirá una nueva fábrica que generará 10,000 empleos americanos. Ellos están gastando miles de millones de dólares. (Aplausos).
 
Vamos a ver más y más de eso alrededor del país conforme sigamos trabajando en reducir las regulaciones, bajar impuestos -- incluyendo para la clase media, incluyendo para todos, también para las empresas -- y creando igualdad de condiciones para nuestros trabajadores. Cuando hay igualdad de condiciones, y he venido diciendo esto durante mucho tiempo, los trabajadores americanos siempre, siempre, siempre ganarán. Pero no tenemos igualdad de condiciones. Muy pronto, ustedes tendrán igualdad de condiciones nuevamente. (Aplausos). Porque cuando los trabajadores americanos ganan, América como país gana -- gana en grande.
 
Ese es mi mensaje aquí el día de hoy. América comenzará a ganar de nuevo -- ganar como nunca, nunca antes. No vamos a dejar que se aprovechen más de nuestro país de ninguna manera o forma. Amamos a América, y vamos a proteger a América. Amamos a nuestros trabajadores, y vamos a proteger a nuestros trabajadores. Vamos a pelear por nuestros empleos, vamos a pelear por nuestras familias y vamos a pelear para tener más empleos y empleos mejor pagados para los leales ciudadanos de nuestro país. Créanme. (Aplausos).
 
Ustedes me han escuchado decirlo antes, y lo repetiré: De aquí en adelante, será América Primero. (Aplausos). Trabajando juntos como una unidad, no hay nada que no podamos lograr -- ninguna labor demasiado grande, ningún sueño demasiado grande, ninguna meta fuera de nuestro alcance. Tal y como construyeron ustedes este avión increíble que está atrás de mí -- ambos, si lo ven de esa manera -- vamos a reconstruir este país y a asegurarnos que cada comunidad olvidada tenga el brillante futuro que merece. Y por cierto, esas comunidades ya no están olvidadas. La elección se encargó de eso. (Aplausos).
 
Y vamos a heredarle a nuestros hijos la libertad y prosperidad que es su derecho de nacimiento americano. Nuestros hijos heredarán de nosotros una nación fuerte, que es orgullosa y que es totalmente libre. Y cada uno de ustedes será parte de crear el nuevo futuro americano.
 
Quiero agradecerles a ustedes, Carolina del Sur. Quiero agradecer al gran pueblo de Carolina del Sur. Dios los bendiga, que Dios bendiga a los Estados Unidos de América, y que Dios bendiga a Boeing. (Aplausos).

Gracias a todos. Gracias.

FIN
1:47 P.M. EST

We need your support! Please consider donating at our GoFundMe page to help cover the cost of translating and hosting LaCasaBlanca.com
¡Necesitamos su apoyo! Por favor consideren donar a nuestra página GoFundMe para ayudar a solventar el costo de traducir y hospedar LaCasaBlanca.com